¿Qué hago cuando tengo un problema?

emocional

Seguro que todos pasamos por situaciones que no sabemos resolver, o que no tienen una solución inmediata, que no depende de nosotros en totalidad, y que nos turba. ¿Qué podemos hacer?

Cuando tengas un problema, compréndete. Mírate bien y con amabilidad. Eso significa no maltratarte y no estar enganchados a todas horas mentalmente con los demás participantes del problema. Date un respiro. Respira todo lo que sientes. Aunque solo tengas que hacer eso por horas o días.

Dite internamente que al menos en este momento confías en que todo se pondrá bien. Y que respirando no vas a encontrarte siempre en el mismo estado ni con los mismos pensamientos. Que te comprendes y que dada la situación lo que sientes es normal, acorde a lo que te pasa. Es lógico que estés así.

Sé operativo. Haz planes que te absorban un poco, en el sentido sano, para poder desconectar con más facilidad  y poder seguir mientras con tu vida propia. E incluso háztelo más simple, porque acaba de pasar algo que te enfada, te da miedo, te da tristeza/te duele o te hace sentir culpable y necesitas tiempo para recuperarte. También sigue con tus rutinas semanales habituales. Saber que hay cosas que siguen igual es bueno y calma. Una lavadora sigue siendo importante en tu vida.

Cuando estés más en calma piensa en tus objetivos ante el problema por ejemplo; decir lo que piensas, explicar tu visión, y a lo que estás dispuesta a decir que sí o que no. Esto no es para luchar es para cuidarte y que pase lo que pase antes, durante  y después te estás apoyando en quien eres.  Dedica un acotado tiempo a eso.

Y haz que el día acabe simplemente un poquito bien, con algo sencillo que te cause bienestar.

Espero que te sea útil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *