Todo va bien. Tú no eres la tormenta.

corazon

Hola!

No pasa nada. Todo va bien. Nunca te has equivocado. Todo lo que empieza encuentra un cauce y todo eso que vives se transforma inevitablemente a la vez que tú.  Tu energía forma parte de tu vida, nunca ha dejado de hacerlo y nunca lo hará. La tormenta viene desde ese espacio de calma que siempre permanece, y cuando las aguas vuelven a su cauce como siempre que es invetable, notarás que cambiaste, no recordarás casi ni como, y lo lograste. Lo hiciste.

Y tú,

Habrás sido transformad@,  y no serás quien era antes de la tormenta. De hecho tú nunca has sido esa tormenta. De eso trata transformarse, dejarse cambiar. Nada de ganar o perder. Ni querer o rechazar. Solo, mira todo lo que ocurre respira y que eso que siempre está respire en ti.

Y tú,

Puedes hacer lo que quieras ahora, pues inevitablemente empiezas de nuevo. El sol también, sé que vendrá. Mírate, aún sonríes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *