Un pie tras otro en la pandemia

Desearía no estar viviendo esto. Lo digo para que se entienda bien.
El coronavirus está en China y pienso que esta lejos, menos mal.
Les van aumentando los casos y puedo sentir pena o pensar que es dramático.
Los primeros repatriados, y los primeros pequeños miedos: ¿Y si aquí se complica?
Los primeros casos se revelan, algún hotel, una persona conocida públicamente, el contagio va extendiendose y me da miedo. O pienso que quizá no va a llegar aquí o a mi.
Los casos van aumentando, por ahora no hay fallecidos. Parece una gripe y los síntomas parecen leves.
Los casos se van acumulando y empiezo a atender las noticias, escucho comentarios de la gente y alguien dice que la extensión del virus es exponencial….por dos cada día….y me asusto pero pienso que no puede ser.
Empiezan a comparecer los cargos públicos y me entra la preocupación, o me invade el miedo y empiezo a hacer acopio, aquello que se ve en televisión se queda en la retina. Papel higiénico…
Me enfado, no doy crédito, me da risa… unos días después empiezo a planear como protegerme….se siente el miedo cerca….hago un poco de acopio, o si no es de papel higiénico de otra cosa, me justifico pensando que es otro producto, o solo un poco. No pasa nada.
La información empieza a darse en en todos los medios de comunicación, está en boca de todos, aún seguimos cierta marcha habitual. Me enfado si hay alguien que sobre informa en las redes o el whatssap , siento miedo, al día siguiente me veo haciendo aquello por lo que el día anterior me enfadé. No pasa nada.Estoy bien y se lo hago saber a mis seres queridos.
Aplausos, reconocimientos, debates, rabia que se expresa en redes sociales, conversaciones más cercanas con los vecinos….llamadas y videollamadas
Manos de ayuda, me voy tranquilizando, no del todo por que los contagiados suben así como los fallecidos.
Mucha gente tele trabaja, mucha gente esta dejando de trabajar. Se cancelan las clases.
Soy enfermer@, medic@, policia, auxiliar, limpiadora, transportista y tengo que seguir. Es mi familia y me preocupan mucho.
Estado de Alarma.
Las rutinas anteriores están atrás, y vienen las nuevas. A veces me puedo descuidar otras añorar a quien no veo y me gusta pensar que adoro aquello que me daba rabia que era una tontería, y deseo también que no me contagie, ni mis hij@s, abuelos, padres…etc. No pasa nada .
No pasa nada por que así es el proceso, no es lineal, puedo elegir hoy hacer una cosa y al rato otra. Sentir y pensar lo que venga.
Esta experiencia nos está pidiendo una capacidad de calma donde antes perdíamos los nervios. Todos estamos en un proceso psicosocial de emergencia que nos influye y nos envuelve el aire.
Entender que es normal nos ayuda a ser con los demás igual de benévolos que nos gustaría a nosotros mismos por que ahora entiendo que todos estamos pasando lo mismo…
No quiero pasar un mes de cuarentena… no pasa nada lo haremos y quizá recojamos un aprendizaje para integrar en nuestra experiencia en forma de recursos más o menos como pueda como todo el rato.
Un abrazo MªÁngeles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *